CFE FIRMA LOS PRIMEROS CONTRATOS PARA VENTA TOTAL DE ENERGÍA

La compañía de Chihuaha Avitar va a ser la primera en comenzar a venderle energía a la CFE a través del sistema de la venta total.

Después de más de un año de resistencia, a fines de mayo la Comisión Federal de Electricidad (CFE) al fin firmó los 3 primeros contratos de interconexión para venta total de energía.

La compañía gestora de la firma de los 2 primeros contratos es la chihuahuense Avitar, que dentro de poco comenzará a venderle energía a la CFE, quien deberá pagársela al llamado Costo Marginal Total Horario, que es una fórmula establecida por la Comisión Reguladora de Energía (CRE).

Luis Flotte, directivo general de Avitar, explicó en entrevista con Expansión que se trata de 2 contratos de veinte kilowatts cada uno de ellos, uno en baja tensión y otro en media tensión.

“Nunca nos imaginamos ser los primeros. Nosotros estamos siguiendo esta legislación desde que fue publicada como borrador en diciembre de 2016″; a mediados de mayo pasado hicimos un contrato con la parte de Distribución de CFE, y ahora se giró la orden para poder instalar el medidor fiscal que llevará el conteo de cuánta energía se inyecta a la red para lograr la remuneración o la venta”, mencionó.

El tercer contrato ya firmado por la parte de CFE es con la compañía Solarvatio, situada en Oaxaca.

Desde la reforma energética, cualquier empresa del campo puede venderle a CFE la energía que produzca en generación distribuida, mediante sistemas solares (ya antes de la reforma, solo podían tener intercambio de energía), explicó Víctor Ramírez, director de la Asociación Nacional de Energía Solar (ANES).

En el tercer mes del año de dos mil diecisiete, la CRE estableció las metodologías para llevar esto a cabo, y creó 3 figuras: netmetering, netbilling y venta total.

El netmetering o bien medición neta implica intercambiar energía entre el generador y CFE. La tarifa que se paga se define en función de lo que se consume y lo que ‘ingresa’ a la red a través de los paneles solares. Este sistema marcha desde hace más de once años y tiene más de sesenta mil contratos de interconexión. El netbilling o bien facturación neta es un sistema afín, sin embargo hasta el momento no tiene ningún contrato.

Y la venta total no una parte de un punto de consumo —es decir, no es una compañía o bien un hogar con paneles solares en su techo, sino puede ser un parque solar que produce electricidad— y vende toda la energía generada al costo marginal local, que es el costo de ‘mayoreo’ de una urbe.

Este sistema ahora novedoso avanzó de forma lenta, por el hecho de que la CFE se protegió contra esas medidas, pero hace algunos días, el Poder Judicial anunció que renunció del juicio de amparo, y en consecuencia queda en firme la generación distribuida, lo que va a dar certidumbre al mercado.

Add Comment