Riesgos y prevención de peligros eléctricos

Los primordiales peligros laborales derivados de trabajos con electricidad se generan mediante contacto directo y contacto indirecto.

A continuación te mostramos algunas medidas de prevención y recomendaciones de seguridad que se deben tener en este tipo de trabajos.

Los trabajadores que efectúan labores en las que se exponen a los peligros de la electricidad deben conocer los riesgos a los que se someten y las medidas de prevención para eludir el mayor número de accidentes posible. Para esto es preciso cumplir con las medidas de seguridad que marca la normativa y aplicar las recomendaciones convenientes para cada situación.

Accidentes

  • Contacto directo. Los accidentes con contacto directo son aquellos que se generan a través del contacto directo con partes activas de instalaciones eléctricas. Un cable pelado es un transmisor de electricidad que puede causar accidentes si no se toman las medidas de cautela determinadas para cada caso.
  • Contacto indirecto. En un caso así los accidentes tienen sitio cuando se sostiene contacto con objetos que no emiten de forma autónoma corriente eléctrica, sin embargo a través del contacto con alguna parte activa pueden trasmitir la electricidad. Frecuentemente estas descargas se generan por fallos en el aislamiento de los objetos.

Prevención

  • Contacto directo

Aislamiento. Las partes activas deben estar apropiadamente apartadas.

Protección. Estas instalaciones deben estar en un perímetro acotado por vallas o muros que no dejen el acceso voluntario o bien involuntario a personas no autorizadas. Además de esto, en todo instante se deberán señalar los riesgos que supone un acercamiento a la zona delimitada.

  • Contacto indirecto

Equipos de protección. Los trabajadores que sostienen contacto con partes no activas de instalaciones eléctricas que pueden trasmitir accidentariamente la corriente han de estar pertrechados con la ropa de protección que marca la normativa.

Aislamiento. Estas partes no activas frágiles de conducir episodios fortuitos de corriente eléctrica deben contar con el aislamiento conveniente a través del revestimiento, encoframiento o bien distanciamiento.

Sistemas de clase B. Estos entran en funcionamiento de forma automática como medida de cautela cuando se advierte algún fallo o un riesgo en la instalación. El sistema desconecta la fuente de nutrición y redirige la corriente eléctrica a tomas de tierra donde se cierra el circuito de corriente.

Recomendaciones

  • Sostener un calendario de revisiones periódicas para asegurar que las instalaciones se hallan en perfectas condiciones y su funcionamiento no se vea conminado por un mal mantenimiento de la calidad. Las medidas de seguridad y prevención de peligros han de estar adaptadas y actualizadas en todo instante, una tarea que asimismo se ocuparán de comprobar los técnicos en prevención de peligros.
  • Corte de la nutrición. Cuando los trabajadores se disponen a efectuar tareas en los que deben manipular una instalación eléctrica se debe recortar la fuente de nutrición a fin de que no exista el peligro de descarga.
  • En ciertos casos el corte de la corriente se genera automáticamente cuando el sistema advierte que ha habido alguna irregularidad en el funcionamiento de la instalación. Merced a estos métodos se pueden eludir accidentes en los que intervienen factores que los trabajadores o bien usuario no pueden supervisar.

Add Comment